Miercoles 18 de Diciembre, 2013

Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores celebró los 35 ańos de Colonias Urbanas



Esta iniciativa, idea del Cardenal Raúl Silva Henríquez, estima que este verano contará con cerca 11500 nińos y jóvenes de la Región Metropolitana.

Este sábado 14 de diciembre la Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores celebró los 35 años de Colonias Urbanas en Liceo Ruiz Tagle, en la comuna de Estación Central. La conmemoración coincidió con el envío de los jóvenes que participarán durante el verano del 2014 en esta iniciativa, el cual fue realizado por nuestro Vicario, el Padre Andrés Moro.

Esta iniciativa, que tuvo origen en la Vicaría de la Solidaridad y fue impulsada por el Cardenal Raúl Silva Henríquez, surgió de la necesidad de salvaguardar y promover los derechos de niños y niñas, entregándoles un espacio para que puedan descubrir sus potencialidades y fortalecer sus habilidades sociales.

Pero este programa de la VPSyT no sería posible sin los jóvenes que participan cada año como monitores, a quienes se les entrega herramientas para poder abrir espacios de participación para la niñez, a través de juegos, dinámicas y distintas animaciones.

Tras la misa celebrada, los jóvenes monitores tuvieron la oportunidad de asistir a diversos talleres de formación, como por ejemplo de muralismo, primeros auxilios, entre otros, los cuales van destinados a fortalecer sus funciones en las Colonias Urbanas. Para finalizar, se realizó un pasacalle, donde se invitó a la comunidad a participar.

El Padre Andrés Moro, Vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, destacó la importancia que tiene las Colonias Urbanas para trabajar el enfoque de derechos y los principios de derechos de los jóvenes hoy. “Los 35 años que celebramos en diciembre es también el envío de las Colonias de verano, en el cual estos 11500 niños y jóvenes durante el verano del 2014 podrán seguir profundizando un servicio solidario en la defensa contra la vulneración de sus derechos” señaló el Padre Andrés.

Por otra parte, Yolanda Urbina, Coordinadora de Colonias Urbanas, enfatizó que no es menor la convocatoria que se está logrando para este verano. “Me siento contenta de que los chiquillos un sábado, cómo decía el Padre Andrés en la misa, estén presentes, quieran forma parte de esto y quieran formarse para trabajar con los niños en el verano y además celebrar los 35 años, creo que eso los motiva harto a estar aquí hoy día” afirmó.

35 años de historia

En la celebración estuvo presente Loreto Rebolledo, Coordinadora del Programa Niños Trabajadores de la VPSyT, quien antes de siquiera pensar en trabajar en la Vicaría, fue parte de las Colonias Urbanas. Esta es su historia.

¿Cómo comenzó tu participación en las Colonias Urbanas?

Empecé a los 16 años, estaba en el colegio y una compañera me invitó a participar, ni siquiera estando en mi comuna. Me acuerdo que fui a su casa y que mi principal motivación era conocer gente. Cuando empezamos a participar, como era muy chica todavía los permisos eran medio restringidos, entonces iba de vez en cuando y mi participación se acentuó una vez terminé el 4to medio y entré a la universidad, como a los 18, 19 años. Lo más chistoso es que mi amiga que me había invitado se fue, dejó de participar y yo tenía que trasladarme de Renca, donde vivía en ese tiempo, a Quilicura que era la comuna donde se desarrollaba la Colonia Urbana en la que participaba. Al principio me quedaba en la casa de mi compañera y después, aunque ella dejó de ser parte, me seguía quedando en su casa porque seguíamos siendo amigas, así que esa es un poco la historia de cómo llegué a ser parte.

¿Qué rescatas de la experiencia vivida en las Colonias Urbanas?

Yo creo que hay tres ámbitos. Uno tiene que ver con la cosa más relacional, yo creo que es un espacio súper potente para los jóvenes, en especial para aprender a descubrirte, a ser solidario, a tener una mirada positiva construida desde lo juvenil, desde mi perspectiva. También reconocer que como joven eres capaz de hacer cosas eso está en una segunda dimensión, de sentir de que esto que te dice el mundo adulto de que no puedes, de que no tienen conciencia de la vida y que eso sólo aparece cuando eres grande y estas trabajando, acá se rompe ese mito. Por último y no menos importante, es que uno descubre vocación también. Con las Colonias se despertó en mi una vocación de servicio, de justicia y después de eso escogí estudiar Trabajo Social, lo que me ha dado felicidad hasta el día de hoy, la sensación del desarrollo pleno, la preocupación de la niñez desde una mirada no tan asistencial, sino que más promocional, todo eso lo descubrí a raíz de mi experiencia en Colonias Urbanas.

¿Qué dificultades experimentaste durante tu paso por las Colonias Urbanas?

Yo creo que las cosas más complejas tienen que ver con el involucramiento en la experiencia y sentir que se tiene un alcance limitado, por eso yo creo que se despiertan las vocaciones, porque surge la necesidad de hacer un compromiso a largo plazo. Porque la experiencia de Colonias Urbanas es súper acotada en el tiempo, se pueden hacer durante el año una vez al mes encuentros con los niños, después en el verano te ves más seguido con ellos, pero cuando a ti se te pone un bichito adentro de justicia social, de solidaridad, de mejorar la vida de las niñas y niños, no solamente en aspectos materiales, sino que contextuales, ahí uno siente que hay algo que no funciona. Entonces ver esos choques sociales fueron complejos para mi y cuando uno es tan chico, como que te desordena un poco el almanaque y como que te genera mucha frustración. Con los jóvenes también se producen estas cuestiones de que hay algunos que se comprometen más, otros menos, ver también que algunos se van perdiendo en el camino, eso da un poco de lata, pero también ves como la presencia de Dios se hace carne en compañeros que logran cambiar su forma de vida y una que es católica se pregunta: ¿si eso no es presencia de Dios, entonces qué? Esas cosas a mi me marcaron mucho por mi paso en las Colonias y también haber estado a cargo, de haber sido una monitora, pasar a ser coordinadora de mi grupo local en Quilicura, después hacerme cargo del Programa a nivel regional, eso también son crecimientos que uno va teniendo, trabajando para hacer llegar esta experiencia a otras generaciones y pueda mantenerse en el tiempo.

¿Qué piensas de los jóvenes que se unen hoy a las Colonias Urbanas y qué mensaje les darías?

Yo estoy feliz, me parece que es súper bueno que los jóvenes tengan este espacio. Creo que mantenerse 35 años no es casual. Una vez el Padre Alfonso Baeza me dijo: “Si esto no es de Dios ¿de qué es?” y yo creo que ésta es una experiencia de Dios, una experiencia que nace en un contexto muy complejo, con una generación que estaba preocupada de las mismas cosas que tal vez nos preocupamos, que quieren conocer amigos, que quieren socializar, pero socializan en función de un niño. Porque acá hay pura gente que les preocupa los niños, seguramente entre ellos pololean, son amigos, salen juntos fuera de las Colonias Urbanas, pero hay una preocupación por otro, entonces no hay un hedonismo instalado, hay otros valores que se viven acá. Yo lo que les transmitiría es que esta experiencia hay que cuidarla, que esto no es de uno, es una construcción cultural que la han hecho muchas generaciones, entonces hay que cuidarla y mantenerla sanita para que otras generaciones puedan vivirlo, porque no es solo una oportunidad para el niño o la niña que participa, es también para el joven, para el adulto que colabora, es una oportunidad para la comunidad que se ve beneficiada de esta experiencia.

                                       


  Noticias Relacionadas


Martes 29 de Agosto, 2017
Como cierre del Mes de la Solidaridad, distintas organizaciones sociales y de Iglesia, realizaron un gesto de justicia, paz y solidaridad, en las afueras del centro carcelario ubicado en la comuna de San Miguel. Las internas se hicieron participes y por los barrotes de sus celdas se expresaron con pequeńas pancartas y pańuelos blancos..
Lunes 28 de Agosto, 2017
Más de mil seiscientos adultos mayores llegaron la mańana del viernes 25 de agosto, al santuario de Auco, convocados por la Vicaría de Pastoral Social Caritas.
Martes 22 de Agosto, 2017
La Vicaria de Pastoral Social Caritas, en alianza con el Programa de Formación Jurídica para Trabajadores y Empleadores de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile, te invitan a participar de su ciclo de Formación Laboral 2017..
Martes 22 de Agosto, 2017
Con una eucaristía presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati, el viernes 18 de agosto, Día de la Solidaridad, trabajadores, agentes pastorales y colaboradores de la vicaría conmemoraron su aniversario..