Sabado 08 de Agosto, 2020

Declaración Vicaría ante el Caso Ámbar



"En este caso es a una joven de 16 años a quién le hemos fallado, a quien no pudimos proteger y no pudimos cuidar, a quien el sistema no fue capaz de dar la protección que necesitaba".

DECLARACIÓN POR CASO ÁMBAR

Santiago, 08 agosto 2020.

 

 

Como Vicaría de Pastoral Social Caritas del Arzobispado de Santiago, estamos permanentemente preocupados y comprometidos con la promoción y defensa de los derechos de los niños y las niñas. Este compromiso lo honramos desde antes que se ratificara en Chile la Convención en el año 1990, puesto que nos mueve el pensamiento social de la Iglesia y la declaración universal de los DD.HH. Por ello, siempre buscamos poner en el centro la dignidad de la persona, especialmente de aquellos excluidos y vulnerados, estando constantemente interpelados a contribuir en la construcción de una sociedad más justa para la niñez, las juventudes y sus familias. Es por esto que lo sucedido con Ámbar no lo podemos pasar por alto y nos impacta profundamente.

 

Evidentemente, una vez más la justicia ha fallado, una vez más se han vulnerado los derechos de los  NNA en nuestro país. En este caso es a una joven de 16 años a quién le hemos fallado, a quien no pudimos proteger y no pudimos cuidar, a quien el sistema no fue capaz de dar la protección que necesitaba. Cuando falla el sistema fallamos todos y todas.

 

Cuántas vulneraciones más tendrán que pasar para comprender la urgencia de una ley de garantías y protección integral de los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes que sea coherente con los principios y normas de la Convención. Esto pone de manifiesto la deuda del Estado al no realizar lo que comprometió al ratificar esta Convención. Pero ¿qué implica y por qué es tan urgente esta Ley de Garantías y Protección Integral de Derechos a los NNA?

 

Implica la transformación de un sistema que, en su sentido más profundo, consiste en dejar de considerar al niño y niña como un objeto de la protección de los adultos y de las instituciones (públicas y/o privadas), para pasar a considerarlo, antes que nada, una persona sujeto de derechos. Al reconocerle sus derechos, se obliga a la sociedad y al Estado en particular, a establecer mecanismos que aseguren, como dice la Convención, una “protección y cuidados especiales”. Esto es necesario y exigible dada la particular situación del niño y niña, vale decir, el ser una persona en pleno proceso de desarrollo, en el cual es altamente dependiente de los adultos significativos, de las comunidades y ambientes donde nace y crece.

 

Como Vicaría de Pastoral Social Caritas seguiremos trabajando con más fuerza para lograr que los niños, niñas y jóvenes sean visibilizados, escuchados, reconocidos en nuestra sociedad, promoviendo una cultura de buen trato, como base para su desarrollo y, por consiguiente, para el desarrollo pleno de todos y todas.

 

Línea de Niñez y Juventudes, VPSC

  Documentos:
    Declaración VPSC Caso AMBAR


  Noticias Relacionadas


Miercoles 16 de Septiembre, 2020
Seguir acompañando a mujeres privadas de libertad, a sus hijos e hijas y familias, fue el motor que impulsó al equipo de la línea cárcel de la Vicaría de Pastoral Social Caritas a adaptar sus metodologías de intervención durante este tiempo y hacer frente a las múltiples necesidades que fueron surgiendo en sus interlocutores en medio de la crisis sanitaria..
Martes 01 de Septiembre, 2020
Finalizando el mes de la Solidaridad, el programa Organiza, de la Vicaría de Pastoral Social Caritas convocó a líderes de distintos territorios para compartir las respuestas locales que han desarrollado en este tiempo de pandemia. .
Sabado 08 de Agosto, 2020
"En este caso es a una joven de 16 años a quién le hemos fallado, a quien no pudimos proteger y no pudimos cuidar, a quien el sistema no fue capaz de dar la protección que necesitaba"..
Viernes 07 de Agosto, 2020
Durante este tiempo de pandemia, en que la crisis sanitaria a raíz del Covid-19, sigue golpeando fuertemente a miles de familias, las y los jóvenes demuestran su solidaridad con su entorno, en sus poblaciones y comunidades. .