Miercoles 16 de Diciembre, 2020

Niños, niñas y jóvenes que participaron de las residencias transitorias compartieron sobre su proceso de integración en Chile



En el mes de noviembre un grupo de 11 niños y niñas integrantes de familias que se encuentran o egresaron del programa de residencias Transitorias para Mujeres Migrantes y Refugiadas participaron de una actividad recreativa donde pudieron expresar y compartir cómo ven los factores de integración local en Chile.

La actividad se realizó en el marco de la sistematización de la experiencia del Proyecto de  Residencias Transitorias para Mujeres Migrantes y Refugiadas con sus hijos/as,  programa desarrollado por la Vicaría de Pastoral Social Caritas en alianza con la Agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR y que actualmente se encuentra en su etapa de cierre.

El objetivo de la jornada fue  identificar cómo los factores de integración local en Chile son reconocidos y  experimentados por los niños, niñas y adolescentes  participantes de las residencias. Para ello se realizaron talleres que invitaban a identificar los principales momentos del trayecto migratorio, hitos relevantes  en su proceso de integración local, personas y lugares significativos en Chile y las relaciones generadas en este nuevo contexto sociocultural.

“Durante la jornada los niños y niñas pudieron realizar un recorrido desde la salida de su país de origen, el tránsito por países que se encontraban en la ruta migratoria y su llegada a Chile, pudieron compartir lo que más les gusto, así como también aquellas cosas que no, y cómo han podido reforzar o construir vínculos en espacios que se identifican como significativos en su proceso de integración. Fue un momento de cercanía y confianza, ya que muchos de los y las participantes ya habían podido compartir en otros espacios recreativos al interior de la residencia, eso facilitó mucho la dinámica de cada taller”,  comentó José Torres, Coordinador en una de las residencias transitorias.

En los espacios desarrollados, los niños,  niñas y jóvenes mencionaron distintos elementos que han sido parte del proceso que han vivido , entre  estos que el paso por la residencia ha sido muy importante. Así lo comentó  Odette, de 11 años, para ella la residencia  “es más que una "posada". “Es divertida,  grande, hermosa. Porque donde estaba antes no podía hacer casi ruido, no podía jugar  tranquila”.

La opinión de Odette  fue uno de los comentarios   compartidos por el resto de niños y niñas que participaron de los talleres, quienes también mencionaron que sienten que el espacio de residencia les ha permitido promover el derecho a la protección, a jugar, comer y también a estudiar.


  Noticias Relacionadas


Martes 12 de Enero, 2021
Con alegría, gratitud y satisfacción por lo que fue una gran experiencia de trabajo finalizó el periodo de acompañamiento de una de las coberturas que el equipo de Abriendo Caminos de la Vicaría de Pastoral Social Caritas brindó por dos años a familias que tienen a un adulto significativo privado de libertad. .
Lunes 11 de Enero, 2021
En un año marcado por la crisis sanitaria, las tradicionales Colonias Urbanas se han adaptado a las medidas sanitarias con la entrega de material interactivo para acercar a los niños a un aprendizaje basado en los valores cristianos y la defensa de sus derechos..
Miercoles 16 de Diciembre, 2020
En el mes de noviembre un grupo de 11 niños y niñas integrantes de familias que se encuentran o egresaron del programa de residencias Transitorias para Mujeres Migrantes y Refugiadas participaron de una actividad recreativa donde pudieron expresar y compartir cómo ven los factores de integración local en Chile..
Viernes 27 de Noviembre, 2020
Por más de 20 años el programa trabajó por el fortalecimiento organizacional de pobladores y vecinos de distintos territorios de Santiago, para el mejoramiento de sus condiciones de vida. .